septiembre 21, 2020

La música popular pierde a uno de sus grandes cómplices: Víctor Víctor

Luego de siete días de luchar contra el coronavirus, el cantautor Víctor Víctor falleció la tarde de este jueves. Según el parte médico enviado por la unidad de comunicación del Hospital General Plaza de la Salud, complicaciones respiratorias causadas por el coronavirus colapsaron sus pulmones y agravaron su estado luego de que fue conectado a un ventilador mecánico. Esta tarde se notificó su fallecimiento. Tenía 71 años.

La azarosa pandemia de COVID-19 le quitó la vida a Víctor Víctor cuando se encontraba envuelto en varios trabajos musicales que pretendía dar a conocer oportunamente.

Su más reciente trabajo musical lo hizo en plena cuarentena con la grabación especial de televisión que reunió destacados intérpretes de la bachata. La iniciativa la impulsó junto al empresario artístico Luis Medrano. Juntos lograron que el Poder Ejecutivo contratara a varios artistas populares que realizaran conciertos en la Corporación Estatal de Radio y Televisión con el propósito de dejar un archivo del arte popular de este tiempo.

La muerte del nativo del barrio Los Pepines de Santiago sacudió además de sus familiares a los amigos y seguidores. Estuvo casado con la señora Zobeida Ferreras, con la que procreó dos hijos, (Amy e Ián).

Su obra musical está vinculada a la labor social que emprendió junto a su generación.

TE PUEDE INTERESAR

El coronavirus le quita la vida al cantautor Víctor Víctor

Trayectoria

Sus primeros pasos profesionales en la música los dio junto al maestro Wilfrido Vargas en los albores de la década de los años 70. La percusión y la guitarra lo llevaron a la banda del maestro Vargas, desde donde salió a brillar con luz propia luego de la grabación de su tema “El camino de los amantes” en la voz del venezolano Felipe Pirela (fallecido).

Formó parte de una élite artística que ha escrito la historia de la música popular con calidad. Su creatividad ha sido aplaudida aquí y en el extranjero. El poeta y músico nunca fue un hombre mediático. Siempre decía que lo suyo era el canto. “Yo no soy una gente de fama, lo único que hago es cantar”, era lo que decía cuando se le contactaba para una entrevista. Sin embargo, su acertado rol protagónico en la escena lo llevaba siempre a las puertas de los periodistas.

Su vinculación a las problemáticas sociales propias de la época de la guerra fría, lo colocaron siempre al lado de los intereses del pueblo. Junto a la también fallecida cantante y compositora Sonia Silvestre formaron la agrupación “Nueva Forma” desde la que promovieron las canciones de protestas o nueva canción. Fueron de los protagonistas del emblemático concierto “Siete días con el pueblo” que se realizó en el Palacio de los Deportes.

En Cuba ganó fama y cosechó a grandes amigos. Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Pancho Amat o Carlos Varela estuvieron en su círculo de amistad.

En otros escenarios cultivó amistad con Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y Fito Páez. Su obra musical ha sido grabada, por figuras como Milly Quezada, Dyango, Celia Cruz o Azúcar Moreno.

Apoyando el relevo

Los jóvenes cantautores tuvieron en Víctor José Víctor Rojas (Vitico para los amigos) a un padrino. Estimuló a una gran cantidad de artistas nóveles a los que entregó canciones y lo cargó literalmente en sus hombros para encaminarlos. Se dio querer en un gremio artístico joven con los que además de compartir sus composiciones, los acompañaba en sus aventuras musicales.

Legado musical

Su primer disco fue “Álbum rojo” grabado en 1973. Más de veinte producciones discográficas, incluidos una colección de lujo forman parte de su legado musical. Entre las canciones que marcaron su carrera, figuran, entre otras “Mesita de noche”, “La esquina fiel, “La casita”, “Solo bachatas” o “Para darte mi vida”.

Te perdiste de

A %d blogueros les gusta esto: