El «nearshoring», protagonista en los Premios Walter Reuter

El impacto negativo de la relocalización de cadenas productivas en los distintos sectores de la economía, el tejido social y el medioambiente fueron temas abordados en los trabajos periodísticos galardonados en la reciente edición del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter, titulada «Made in Mexico: Desafíos y Oportunidades en un escenario mundial cambiante».

Para algunos, el nearshoring o deslocalización cercana representa un buen modelo industrial, porque genera empleos, inversión extranjera, infraestructura y desarrollo. Para otros, la situación es muy distinta, como demostraron los siete trabajos de investigación periodística reconocidos con el Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter (PAPWR), entregado en México desde hace 17 años.

«Trabajo riesgoso»

Como anfitriona de la ceremonia, realizada la noche del miércoles (15.11.2023) en el Goethe-Institut Mexiko, su directora, Pia Entenmann, destacó el esfuerzo que hacen nueve instituciones alemanas en México por «premiar un trabajo laborioso, pero riesgoso”, debido a la alta cifra de periodistas asesinados en territorio mexicano. México se ha posicionado como un país atractivo para la inversión extranjera y como un centro de producción y servicios altamente competitivo en la región.

En su discurso, Wolfgang Dold, embajador de Alemania en México, destacó que los desafíos globales no se pueden desligar de los locales, «por eso hay que preguntarse qué oportunidades y retos plantea el establecimiento de un nuevo orden mundial para México como sede de producción”.

No obstante, añadió, «aunque la relocalización de cadenas productivas tiene un enorme potencial económico, ya que el Banco Mundial reporta que México podría generar hasta 35 mil millones de dólares este año, derivado del nearshoring, también se debe comprender su impacto en la sociedad local”.

Algunas de esas consecuencias fueron plasmadas en las investigaciones seleccionadas por el jurado, presidido por la destacada periodista Carmen Aristegui e integrado por Salvador Camarena, Marta Durán de Huerta, Claudia Herrera-Pahl, Fernanda Hopenhaym, Luis Miguel González, Lucía Lagunes, Federico Mastrogiovanni, Francisco Reséndiz y Fausto Pretelin.

Los galardonados

El primer lugar, en el apartado «Prensa Escrita”, el galardón fue para el trabajo titulado «Hecho en México, ¿pero a qué costo?», creado conjuntamente entre el medio Pie de Página y la organización civil Data Cívica «para sensibilizar sobre las condiciones laborales de quienes trabajan en la industria textil, a través de tres reportajes escritos y un videojuego”, dijo a DW Itxaro Arteta, de Data Cívica. Las periodistas autoras son Mely Arellano Ayala y Daniela Rea.

En segundo lugar, quedaron Adriana Navarro Ramírez, Efraín Tzuc, Rafael del Río, Armando Talamantes y Diego Reynoso por «La vigilancia del agua en México, en caída libre», publicado por Quinto Elemento Lab. El tercero lo obtuvo «Nearshoring: entre la utopía económica y la realidad laboral», publicado por Expansión y hecho por Tzuara Aideé De Luna Espinosa.

Radio, televisión y multimedia

«Cuando estaba haciendo este reportaje, tenía dos trabajos para poder llegar a fin de mes”, contó a DW Florencia González Guerra García, quien, junto con Fernanda Caso Prado, recibieron el primer lugar en el apartado «Radio, Televisión y Multimedia” por «Tesla en México: ¿es el nearshoring el nuevo milagro mexicano?”, publicado en Gatopardo.

«El nearshoring era un tema nuevo para mí, lo más difícil fue entender cómo de un conflicto comercial entre China y Estados Unidos, derivado del COVID-19, México era el más beneficiado, sin caer en la historia del milagro mexicano, porque eso ya la hemos escuchado antes y también es una historia que debemos aprovechar”, prosiguió González, periodista independiente.

El segundo lugar se lo llevaron María Alexia Cervantes Díaz y Carmina Daniela de Luna González con «El Acuífero Calera, una reserva subterránea en peligro por el nearshoring y la agricultura de riego”, transmitido en Radio Educación. Aurora Cecilia Conde Rendón, Diego Missael Rivera Robles y Jesús González Álvarez son autores del tercer lugar, «Despegó la industria aeroespacial en Querétaro, pero Galeras no”, publicado en Presencia Universitaria.

Una categoría desierta

Sorpresivamente, por primera vez en la historia del PAPWR, la categoría «Fotografía y Caricatura” se declaró desierta. El jurado explicó que las propuestas «no reunieron los elementos de calidad y excelencia necesarios para ser galardonados con el premio que lleva el nombre del fotoperiodista, cuyo trabajo y acervo fueron reconocidos por la UNESCO (como Memoria del Mundo), justo este año, por su valor universal excepcional”.

Ricardo Hernández Ruiz obtuvo una «Mención de Honor” por su impactante reportaje «Los niños de la zafra: la infancia en los cañaverales del Caribe mexicano”, publicado en Gatopardo. En él narra formas de explotación laboral del nearshoring, mediante historias de un niño migrante y de indígenas, así como el trabajo no remunerado de las mujeres.

«Millones de personas sostienen la economía del país e industrias irresponsables no se hacen cargo de ellas. La maquila terminó por formarse en la casa, llegando a la vida de personas y niños que empacan, aunada a la violencia doméstica”, explicó Daniela Rea, de Pie de Página, en un conversatorio entre las ganadoras y Carmen Aristegui.

México se considera un país peligroso para el ejercicio periodístico por el narcotráfico y el crimen organizado. Sin embargo, de acuerdo con Florencia González «un tema del que no se habla es de la violencia de los grandes corporativos contra periodistas. Es otra clase de inseguridad en el país por temas que comprometen a las empresas”.

En honor a un artista de la lente

Walter Reuter (1906-2005) fue un fotorreportero berlinés, perseguido por los nazis. Fue uno de los grandes fotógrafos de la Guerra Civil Española. Tras un largo periplo -como exiliado y preso- por Europa y el norte de África, en 1942 escapó a México, donde radicó hasta su muerte. En ese país dejó un enorme legado de casi 100,000 obras y piezas.

Los organizadores del premio en su honor son la Embajada Alemana en México, el Goethe-Institut, la Deutsche Welle y la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria, junto con las fundaciones Konrad Adenauer, Heinrich Böll, Rosa Luxemburg, Friedrich Ebert y Friedrich Naumann.

El galardón fue creado en 2006 por iniciativa de Jürgen Moritz, Coordinador del Proyecto Medios de Comunicación de la Fundación Friedrich Ebert en México, bajo el nombre de Premio para Periodistas Mexicanos. Su objetivo es fomentar el periodismo de calidad e investigación para impulsar la democracia. (ms) 

HTML5 Icon

Entradas relacionadas

Deja tu comentario