Diluvio de críticas a ley de Florida que elimina el cambio climático como prioridad estatal

«Es bastante vergonzoso. Es lamentable que siga habiendo negacionistas del clima. Nos queda mucho trabajo por hacer», declaró la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, sobre la ley que entrará en vigor el 1 de julio.

Con el texto firmado el miércoles por el gobernador republicano Ron DeSantis, Florida anula casi por completo la necesidad de tener en cuenta el cambio climático en las políticas de su gobierno.

Así, una frase que señalaba que «los impactos del cambio climático global pueden reducirse a través de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero» fue borrada de la ley sobre recursos energéticos.

La medida frena asimismo la adopción de energías más verdes al prohibir la instalación de turbinas eólicas en aguas del estado y quitar restricciones a la construcción de gasoductos.

PUBLICIDAD

DeSantis celebró el nuevo marco legal en la red social X: «Estamos restableciendo la cordura en nuestro enfoque de la energía y rechazando la agenda de los fanáticos verdes radicales».

La decisión del excandidato republicano a la presidencia indignó a los demócratas.

«El cambio climático es un hecho incuestionable, no un asunto abierto a debate», escribió en X Frederica Wilson, congresista estadounidense por Florida.

«Las nefastas consecuencias de la crisis climática son evidentes cada día en Florida, y los intentos de socavar los esfuerzos para combatir esta amenaza existencial son totalmente imprudentes e irresponsables», añadió.

Según el centro de estudios Florida Climate Center, el estado es uno de los más expuestos del país ante consecuencias del calentamiento global como la subida del nivel del mar.

El año pasado fue el más cálido en Florida desde 1895, según la institución universitaria, y una ola de calor en el mar provocó un grave episodio de blanqueo de corales frente a los Cayos de Florida.

«Los floridanos están en primera línea del aumento del nivel del mar, del calor extremo, el incremento de los precios de los seguros de propiedad, las inundaciones más frecuentes y las tormentas más graves», alertó en un comunicado la directora ejecutiva de la oenegé medioambiental Cleo Institute, Yoca Arditi-Rocha.

«Este acto intencionado de disonancia cognitiva es la prueba de que el gobernador y la legislatura del estado no están actuando en el mejor interés de los floridanos, sino para proteger los beneficios de la industria de los combustibles fósiles», agregó.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario